Versió en català.Versión en castellano.Multilanguage version. Automatic traslation.Síguenos en Facebook

hacemos realidad nuestro proyecto gracias a:

Descargar dosier informativo sobre autismo la garriga

Innovación y creatividad desde 1975

autismo la garriga es un proyecto creado para que la persona con autismo gravemente afectada pueda desarrollar su propia vida como cualquiera de nosotros.

El centro de toda la actividad es la persona con autismo, todo se desarrolla en torno a sus necesidades. Es un mundo diseñado a su medida, donde tiene su hogar, su trabajo y donde disfruta de su tiempo libre. Todo está pensado para que se sienta comprendido, valorado, respetado en su individualidad y exigido en la medida de sus posibilidades.

autismo la garriga es fruto del sueño de un pequeño grupo de padres, que en 1975 no se resignó a la respuesta que la sociedad les daba y unieron sus energías para transformar la cruda realidad en el mejor mundo posible, para sus hijos gravemente afectados por el autismo.

autismo la garriga es un sueño hecho realidad. Un sueño transformado, en 1975, en un proyecto innovador para dar vida, más allá de la vida de sus padres, a unos chicos y chicas a los que el trastorno mental les ha quitado la autonomía.

Los servicios de autismo la garriga funcionan los 365 días del año, y las 24 horas del día, para dar una respuesta integral a las necesidades individuales que, cada una de las personas con autismo y sus familias, tienen.

Desde sus inicios, el proyecto se concibió para que los chicos y chicas tuvieran una vida lo más normalizada posible. Esto requería unos espacios y edificios cercanos entre ellos, para facilitar la movilidad, pero independientes uno del otro, para hacer lo que de hecho hacemos la mayoría de nosotros: vivimos en un lugar, trabajamos en otro, vamos a hacer deporte en uno diferente y disfrutamos del tiempo libre en nuestro hogar, pero también en nuestras salidas por el pueblo y sus alrededores.

En la Garriga, dos magníficas torres del modernismo de veraneo, construidas a inicios del siglo XX, se han convertido en la Llar Cau Blanc y Llar Cottet, los hogares del siglo XXI de personas gravemente afectadas por el autismo. Estas casas están rodeadas de grandes jardines, que sirven para que los chicos y chicas se distraigan libremente, jardines que se convierten así en un recurso terapéutico, que permite evitar cualquier método de contención física que atente contra la dignidad de la persona.

En la misma calle, en una tercera torre también modernista y rodeada de jardines, hacen actividades de rehabilitación psicosocial y practican deporte. Las instalaciones cuentan con dos piscinas, una cubierta y otra descubierta, que les permite llevar a cabo diferentes actividades acuáticas, muy beneficiosas para su bienestar físico y psíquico.

El trabajo lo tienen también cercano, pero en otros espacios. Diariamente van a trabajar a TERLAB,  a los talleres y en la zona agrícola.

¿Por qué es un proyecto único y diferente?

  • Por qué es de los pocos a nivel internacional que atiende chicos y chicas afectados por trastornos del espectro autista de un nivel tan grave, y en consecuencia de tan difícil tratamiento, con un alto grado de calidad de vida. Los servicios están especializados en las personas más gravemente afectadas por el autismo.
  • Por el propio concepto de proyecto, con unas instalaciones extensas (35.000 m2) y con espacios diferenciados y especializados como recursos terapéuticos. Los chicos y chicas viven en un espacio, hacen deporte en otro y trabajan en otro distinto. Rodeados de naturaleza, salen a pasear a diario por el pueblo y se intenta que hagan una vida lo más normalizada posible.
  • Los familiares y los profesionales identifican las necesidades y trabajan conjuntamente para darles respuestas. Familiares y profesionales comparten el proyecto, cada uno en el lugar que le corresponde, con un solo objetivo común: mejorar la calidad de vida de las personas con autismo.

El proyecto se articula bajo el concepto de red de servicios, con una organización flexible, que se basa en unos servicios muy especializados y diferenciados, pero a la vez con unos objetivos y una forma de trabajar compartida, que exige un alto nivel de coordinación.

Todos los servicios son dirigidos por equipos multidisciplinares, formados por profesionales de la psiquiatría, neurología, psicología, pedagogía, el asesoramiento familiar y la integración social.

Tres asociaciones, constituidas por familias de personas afectadas por el autismo, cerac, asepac y apafac, gestionan estos servicios y junto con la Fundación congost autismo constituyen el proyecto autismo la garriga.

© Proyecto Autismo la Garriga 2011
Optimizada para dispositivos móviles y smartphones